Escapada fotográfica a La Gomera

La Gomera. Si la defino con la palabra “isla”, sin más, me estaría dejando un sinfín de adjetivos en el tintero. A bote pronto se me ocurren algunos: maravilla de la naturaleza, bálsamo sensorial, oda al alma, caprichosa escultora. A mis 34 años de edad, había visitado todas la islas menos La Gomera. ¿Por qué?, pues no lo sé. Supongo que será uno de esos caprichos de la vida a los que es mejor no buscarles explicación. Simplemente disfrutar del momento que por fin había llegado.

ueojKK_A_400x400

12 de mayo. Llegamos al puerto de San Sebastián de La Gomera a primera hora de la mañana, procedentes de La Palma, en el barco de la compañía Fred Olsen. Sí, a partir de ahora haré uso del plural porque este viaje lo realizo junto a dos compañeros y amigos fotógrafos: Van Marty (“VM” a partir de ahora, su Facebook) y José Fco Feliciano (“JF” a partir de ahora, su Facebook). Nuestro hospedaje apuntaba hacia Playa Santiago, donde se encuentra el encantador Hotel Jardín Tecina (web), y dado que JF llegaba a la isla por la tarde en avión, VM y yo decidimos recorrer un poco San Sebastián de La Gomera y también ir conociendo lugares cercanos como el famoso Roque Agando y el área recreativa de Laguna Grande, dentro del Parque Nacional de Garajonay.

 

San Sebastián de La Gomera

Vista que nos encontramos mientras subíamos hacia el Roque Agando. San Sebastián de La Gomera con el pico del Teide en el horizonte.

 

Espectacular luz en los barrancos de La Gomera

Van Marty fotografiando la espectacular luz que acariciaba los profundos barrancos bajo los que se encuentra el pueblo de Ayamosna.

 

Mágica luz en los barrancos de La Gomera

Texturas de los barrancos, realzadas por la mágica luz de las primeras horas del día.

 

 Entre que almorzamos y nos desplazamos hasta el Hotel Jardín Tecina para dejar nuestras cosas, se hacen las 17:30h, hora en la que JF llegaba al aeropuerto. Así que cogimos de nuevo el coche para buscarlo y seguir, ya los tres, hacia el Parque Nacional de Garajonay para intentar hacer las ya últimas fotos del jueves. Como en las malas películas, en las que uno agradece que le desvelen el final lo antes posible… ¡no tuvimos suerte con la luz!

13 de mayo. Suena el despertador. Son las 5:45h. El plan era llegar bien temprano al área recreativa de Laguna Grande, dentro del Parque Nacional de Garajonay, para intentar tener suerte y que la niebla hiciese acto de presencia para dotar de esa magia especial a esta espectacular zona, que se encontraba en un punto de floración absolutamente increíble. 7:15h. Amanece. ¿Y la niebla?, ¿estará desayunando?…

 

Parque Nacional de Garajonay (La Gomera)

Sin rastro de niebla. Pero por suerte esta zona es espectacular aún si ella.

Nos subimos al coche y nos desplazamos al próximo Bosque del Cedro.

 

El Cedro (La Gomera)

Comienzo del camino que lleva a lo más profundo del bosque del Cedro. Si me dicen que aquí se rodó “Avatar”, me lo creo.

 

Bosque del Cedro (La Gomera)

(Bosque del Cedro) Antes dije “Avatar” pero… ¿y si aquí rodaron “Jurassic Park”?

 

Terminamos de hacer varias fotos por este espectacular paraje y nos vamos a recorrer Hermigua y zonas colindantes. Tras el almuerzo, y algunas vueltas, nos volvemos a por buena luz al Roque Agando. Nos distribuimos nuestros sitios para buscar el encuadre y fotografiarlo. Allí estábamos, los tres, cada uno a unos 50cm de distancia del otro. Nos faltaba un peto con la palabra “prensa”. Bromas a parte, cada uno pudo tomar “su” foto del Roque Agando. Allí sacamos fotos muy, pero que muy parecidas entre los tres, pero cada foto era diferente una vez la veíamos en el ordenador.

 

Roque Agando (La Gomera)

El Roque Agando, un icono de La Gomera, con una alfombra de margaritas blancas.

 

14 de mayo. ¿”Déjà vu” o me suena de antes este plan?. ¿Alguien dijo Laguna Grande?. Dudas confirmadas al bajarnos del coche. Estábamos allí de nuevo. Al decirlo en voz alta o escribirlo parece que uno se esté refiriendo a un lejano lugar de EEUU, pero no, Laguna Grande es esa zona del Garajonay donde si tienes la suerte de tener niebla, comienzas a creer en esos cuentos que te contaban de pequeño. Esta vez algo de suerte (entiéndase niebla) tuvimos…

 

Parque Nacional de Garajonay (La Gomera)

Área recreativa de Laguna Grande. Parque Nacional de Garajonay.

 

Garajonay (La Gomera)

Ahí estamos los cinco. De izquierda a derecha: la niebla, yo, José Fco Feliciano, Van Marty y Laguna Grande.

 

José Fco Feliciano

Aquí José Fco Feliciano, concentrado el hombre. ¿Quién se atreve a decirle que sonría para la foto? xDD

 

Van Marty

Van Marty. Guiñándole el ojo a la naturaleza a la vez que aguanta estoicamente el peso de la mochila. xDD

Por la tarde nos fuimos a recorrer el norte de la isla. En concreto queríamos llegar hasta el pueblo de Agulo, con su famoso mirador de Abrante.

 

Pueblo de Agulo (La Gomera)

Pueblo de Agulo. Una ventana al Atlántico.

 

15 mayo. Cada vez suena más tarde el despertador. Eso es buena señal, significa que la “ansiedad” por tener fotos de sitios va desapareciendo gracias a que ya las tenemos. Decidimos recorrer algunos sitios ya visitados, para ver si hay mejor luz, por ejemplo, y también ir hacia algunos nuevos marcados en el mapa.

 

Playa del Inglés (La Gomera)

Playa del Inglés. Una playa espectacular para presenciar atardeceres de ensueño.

 

Por recomendación de un empleado del Hotel Jardín Tecina, decidimos ir hacia el Bosque del Cedro para comer en el Bar Restaurante “La Vista”. Todo lo que pedimos estaba delicioso, pero hay que decir que el potaje de berros… ¡el mejor potaje de berros que he probado en mi vida! (no perdáis detalle de la presentación en cuencos de madera). Y todo ello en un entorno indescriptible…

 

Potaje de berros

Potaje de Berros con gofio. Bar Restaurante “La Vista”, El Cedro.

 

De vuelta al hotel, un domingo por la tarde, con la sensación de tener buenas imágenes y sobre todo, de haber vivido grandes momentos, ¿qué más puede apetecer?…

 

Piscina Hotel Jardín Tecina

Piscina del Hotel Jardín Tecina al atardecer.

 

Hotel Jardín Tecina

Vistas al atardecer desde el balcón de la habitación del Hotel Jardín Tecina.

 

Así terminó una escapada inolvidable. En esta entrada no hay imágenes suficientes para describir lo vivido, pero la aparente escasez es sinónimo de elección. Así que espero haber acertado con ella y haber conseguido, aunque haya sido de forma efímera, transmitir una mínima esencia de esta maravillosa experiencia y esta espectacular isla que es La Gomera.

PD: agradecer sobremanera a la dirección del Hotel Jardín Tecina, y a todos sus empleados, su gran colaboración y atendimiento en todo momento. En especial a Natalia, Gemma Raquel, Licide y al “chico rubio” amigo de “Diego el gomero” que tanto nos ayudó con localizaciones y tan bien nos atendió.

¿Quieres recibir una notificación en tu correo electrónico cuando publique algo nuevo en el blog?… suscríbete

[mc4wp_form id=”3342″]

  • Posted by Dominic Dähncke
  • On 23 Mayo, 2016
  • 10 Comments
  • 0 likes
Tags: escapada, la gomera, paisaje

10 Comments

Aner
Fantástica crónica! Muchas gracias por compartir! :)
Yaiza
Eres un genio!! Fotos que emocionan la mirada
    Dominic Dähncke
    Gracias por tus palabras, Yaiza, aunque un genio no creo que sea. Sólo intento pasarlo bien haciendo fotos y expresarme a través de ellas. Muchas gracias por tu visita y comentario. ¡Saludos!
Paz Sánchez
Me encanta tu trabajo. Se trasluce una hipersensibilidad...Gracias por hacernos ver lo maravilloso de cada paisaje. Realmente bellos!
    Dominic Dähncke
    Muchas gracias, Paz. Tanto por visitar mi página como por tus palabras. Un honor que te guste. Un placer haberos conocido y os deseo los mejores éxitos en vuestro proyecto.Un abrazo!
Dolores
Felicidades por tu arte
    Dominic Dähncke
    Muchas gracias, Dolores. Me alegro que te gusten mis fotografías.Un saludo,Dominic Dähncke
mar
Lo que hacen sentir tus fotos es increíble. Felicidades

Leave Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*