Tarde o temprano, Madrid

20 de junio 2016. Mientras comenzaba a escribir esta entrada, en mi reproductor multimedia sonaba una canción de Fito & Fitipaldis titulada “Tarde o temprano”, la cual en el estribillo continúa diciendo “… sé que voy a volver”. Elocuentes palabras de Adolfo Cabrales que resumen el sentimiento que inunda mi cuerpo siempre que vuelvo a visitar Madrid. ¿”De Madrid al cielo”, o del cielo a Madrid?. En mi caso, la segunda opción. Solo 180 minutos en avión separan la isla de La Palma, en la que resido, de la capital del país. Esto hace que, tarde o temprano, siempre sepa que voy a volver. Esta vez, el motivo de la visita fue realizar el reportaje de boda a una pareja muy especial (A & S) en el Palacio de Cibeles y a la que, tanto Andrea, mi pareja, como yo estamos especialmente agradecidos por depositar su confianza en nosotros y por su extraordinario trato. Un enlace con tonos cariocas (Brasil), en pleno Madrid, y todo ello aliñado con una maravillosa música Bossa Nova en directo:

 

Boda en Madrid

Princesas que escuchan a un espejo piropeador tras la cortina

 

Boda en Madrid

Artistas de la Bossa Nova en directo en el Palacio Cibeles de Madrid

 

Tanto antes como después de la boda, teníamos días libres para ponernos el mono de turista y recorrer la ciudad. El calor, una media de 34ºC diarios, invitaba a ir muy a menudo en busca de un refrescante helado artesanal de “Lolo Polos Artesanos”, en el barrio de Malasaña. mientras recorríamos otros puntos de la ciudad.

 

Polos artesanos en pleno barrio de Malasaña

Polos artesanos en pleno barrio de Malasaña

 

Otro truco contra el calor es pasar cerca de las terrazas de los bares, muchas veces equipadas con equipos refrescantes, como el caso del Restaurante del Círculos de Bellas Artes:

 

Silueta del camarero con la "lluvia en polvo"

Silueta del camarero con la “lluvia en polvo”

 

Volviendo a Malasaña, he de reconocer que junto a “Huertas”, es mi barrio preferido de Madrid. Sus rincones, sus calles, su gente… difícil de explicar con palabras y fotografías. Pero lo intentaré con estas cuatro:

 

Malasaña. Cada uno a lo suyo.

Malasaña. Cada uno a lo suyo.

 

Pintoresca fachada de una farmacia en Malasaña.

Pintoresca fachada de una farmacia en Malasaña.

 

Las sombras también caminan por Malasaña.

Las sombras también caminan por Malasaña.

 

Malasaña. "Ojalá" nos miráramos más a la cara.

Malasaña. “Ojalá” nos miráramos más a la cara.

 

Para desayunar, uno de mis lugares favoritos es “La Central de Callao”, en calle Postigo de San Martín nº8. Se encuentra en un edificio antiguo muy bien reformado y que merece ver en su totalidad, desde la primera hasta la última planta. Si a esto le sumamos un excelente pincho de tortilla española con un café, y estar rodeados de libros, tenemos la combinación perfecta para comenzar el día.

 

Librería de La Central de Callao

Librería de La Central de Callao

 

Patio interior de La Central de Callao

Patio interior de La Central de Callao

 

Una vez desayunados, uno tiene energía suficiente para ir a visitar a la “prima”:

 

Visitando a la "prima", consumista exponencial.

Visitando a la “prima”, consumista exponencial.

 

Volviendo al tema del calor, no fuimos los únicos en sufrirlo. El día 22 de junio, mientras tomábamos un café en la “Gourmet Experience” de El Corte Inglés de Callao, fuimos testigos de un incendio en la azotea del edificio Carrión:

 

Incendio en el edificio Carrión de Madrid

Incendio en el edificio Carrión de Madrid

 

Sofocando el fuego interior

Sofocando el fuego interior con un buen vino

 

El resto de fotos que completan esta entrada son un pequeño, muy pequeño, resumen del resto de días que pasamos en Madrid. Ciudad a la que sabemos que, tarde o temprano, vamos a volver.

 

Museo de El Prado, con la exposición "El Bosco"

Museo de El Prado, con la exposición “El Bosco”

 

Calle Cava Baja, en La Latina. Una de mis calles preferidas de Madrid.

Calle Cava Baja, en La Latina. Una de mis calles preferidas de Madrid.

 

Jinetes urbanos por el Madrid de Los Austrias

Jinetes urbanos por el Madrid de Los Austrias

 

Arquitectura singular en el Barrio de Huertas

Arquitectura singular en el Barrio de Huertas

 

Lectura al atardecer en la Plaza de Oriente

Lectura al atardecer en la Plaza de Oriente

 

7

RGB en las puertas de los locales de la Plaza Mayor

 

Vistas a la Catedral de La Almudena desde el Templo de Debod

Vistas a la Catedral de La Almudena desde el Templo de Debod

 

Reflejo a las puertas del Museo Reina Sofía

Reflejo a las puertas del Museo Reina Sofía

 

  • Posted by Dominic Dähncke
  • On 2 Agosto, 2016
  • 2 Comments
  • 0 likes
Tags: boda, Madrid, turismo

2 Comments

Aner
Me encanta! Me gusta mucho la visión que has sacado de la capital. Saludos desde Tenerife :)

Leave Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*