Un “hippie de mierda”

Pero Dominic, si tu haces fotos, ¿esta entrada a qué viene?. Muy fácil, a veces resulta muy difícil conseguir expresarse completamente a través de la fotografía, así que en este caso he decidido acompañarla de palabras. No es un terreno cómodo para mí, prefiero el sonido del obturador de la cámara al del teclado de mi ordenador, pero a su vez me siento mínimamente capaz, sobre todo después de leer artículos y oír valoraciones de algunos medios de comunicación sobre lo ocurrido en la última semana en la isla de La Palma.

Comencemos. Para todo aquel que se hay quedado un tanto “descolocado” con el título de la entrada, basta con que asocie la imagen que encabeza este post con la que hay debajo de este párrafo para saber sobre qué trata:

Incendio forestal de Jedey llegando al núcleo de Los Canarios, en Fuencaliente

Incendio forestal de Jedey llegando al núcleo de Los Canarios, en Fuencaliente

 

Fácilmente deducible, ¿verdad?. Por si acaso no lo sea: desde el pasado día 3 de agosto se inició el incendio forestal de Jedey, en el municipio de El Paso. A día de hoy se encuentra cercado y estabilizado, tras quemar casi 5.000 hectáreas (aproximadamente un 7% de la superficie de la isla de La Palma). ¿El autor?, una persona llamada Scott. Podeís leer más sobre él en este enlace. Sobre los datos del incendio podéis tirar de “San Google” y seguro que os asombraréis de la catástrofe causada por las llamas.

Yo, al igual que muchos de vosotros me imagino, no conozco a Scott, ni personal ni virtualmente. No sé sus gustos, nunca he tomado un café con él, ni hemos ido a la playa juntos, no lo tengo como “amigo” en mi Facebook. Lo único que sé, gracias a las “oídas” y “leídas”, es que es un “hippie de mierda“. Un “hippie de mierda” que ama la naturaleza y al que no se le ocurrió otra forma de no dejar huella en ella que prenderle fuego al papel higiénico del que hizo uso al cagar (defecar, para los que no entiendan el lenguaje “hippie”). Vaya “cagada”, ¿no?.

Suelo caminar bastante, cámara en mano, por toda Santa Cruz, donde vivo, por aquello de hacer ejercicio. Bien, en la última semana, no hay lugar de la ciudad por el que pase, o pare a hacer alguna foto, por el que no escuche la famosa mezcla conjugación de sustantivo, preposición y adjetivo: “hippie de mierda”. Sin ir más lejos, ayer en la Plaza de La Encarnación, tres niños jugando al “Pokemon Go” y de pronto uno le dice a los otros dos: “¿el “hippie de mierda” tendrá muchos Pokemons en la cárcel?. Seguramente no sabrán lo que significa “hippie”, tampoco que la cárcel no es un sitio al que la gente suela ir a buscar Pokemons. Al fin y al cabo, son niños. “Esponjas” se suele decir de ellos. Preocupante la sociedad de la que absorben. Una sociedad inquisitoria, lapidaria, fiel devota de la religión de las etiquetas. A partir de ahora, para esos niños, una persona con rastas ya será automáticamente un “hippie de mierda”. Bien, lo hemos conseguido, los hemos “programado” a nuestro gusto. Nuestro pobre y cobarde gusto. Los mayores, los que tenemos que dar ejemplo a esos niños, somos unos cracks. La etiqueta del “hippie de mierda” se suma al “gamberro tatuado”, buen trabajo. Seguimos llevando a los niños por atajos. Nuestros atajos. No hace falta que pierdan tiempo ni energía en conocer a las personas: “fulanito es así, te lo digo yo”. Atajo creado. Mientras, los mayores, ejemplares y buena gente, hacemos cosas como estas:

Basura en las charcas de las maretas

Basura en las charcas de Las Maretas, Villa de Mazo / Foto: Cuidando La Palma

 

fdhdhd

Itinerario paisajístico en la costa palmera / Foto: Cuidando La Palma

 

Basura

“Basurero” inventado en plena Santa Cruz de La Palma / Foto: Cuidando La Palma

 

Pero entonces, Dominic, ¿tu defiendes el acto de Scott?. Nada más lejos de la realidad. Scott cometió una imprudencia. Imprudencia que se tradujo en un grave incendio y por la que tendrá que asumir y pagar consecuencias. Hasta aquí “paso por el aro”. Por donde no paso es por la lapidación social que se está realizando hacia su persona.  Una persona que seguramente admire y ame más la naturaleza que muchos de nosotros. Lo que él, al no usar móvil ni ordenador, no difunde su amor por la naturaleza por las redes sociales, como sí hacemos los no “hippies”, comentando a boca llena lo mucho que la amamos y respetamos, y por detrás, tirando las colillas a la arena de la playa y/o dejando los envoltorios de la comida del McDonald’s tirados en cualquier esquina. Somos los reyes del “postureo”. A través de selfies y fotos aparentamos ser felices y por dentro realmente estamos muertos y tristes; aparentamos ser “amantes de la naturaleza” y tras apagar la cámara del móvil, la maltratamos. Él, Scott, no aparenta; simplemente, es. Para mí, es un amante de la naturaleza, y honesto, porque tan pronto como se dio cuenta de su acto, salió corriendo para buscar ayuda, llamar a la Guardia Civil y autodeclararse autor confeso del incendio. Aquí en La Palma, todavía seguimos esperando saber públicamente, porque a nivel de calle ya se sabe, o por lo menos se especula, el resultado de la investigación sobre la causa, y su promotor (promotora en este caso), del grave incendio que tuvo lugar en Mazo en el año 2009 a raíz del lanzamiento de un volador en unas fiestas locales en plena alerta por temperaturas máximas. Claro está, no se le da tanta bola, más bien se intenta tapar, por cuestiones políticas, cómo no.

Incendio en Montes de Luna

Trending Topic: “Crucifiquemos a Scott” / Incendio en Montes de Luna

 

Socialmente, Scott, es débil. Darle “palos” es muy fácil. Al fin y al cabo, no deja de ser un “hippie de mierda”, un cero a la izquierda, según algunos. Se me parece a lo que veo en una corrida de toros, de todo menos gestos de valentía. Ese “cero a la izquierda” lo usan algunos para desviar la atención de la masa hacia donde interesa, y como es lógico, desviarla de donde no interesa: mal estado de los cortafuegos, ausencia de limpieza de senderos y pistas, reducción drástica de personal de prevención de incendios, etc… Vamos, que Scott tiene dos caras: por un lado es el peor enemigo de la isla por lo sucedido con el incendio, pero por otro lado es el mejor amigo de los responsables en prevención, ya que los quita del foco. Curioso.

Está claro, o por lo menos me gustaría dejarlo claro, que si, tras haber leído todo lo que he leído sobre Scott, dedujese que su acto correspondiera a una pirómano, no hubiese escrito esta entrada. Me crearía una repulsa tremenda. El caso es que deduzco, quizás me equivoque, que ha sido una combinación de “mala suerte” hacia una persona que realmente respeta la naturaleza. Mala suerte o no, opino que su irresponsabilidad tiene que pagarla, está claro. Para eso está la Justicia. El juicio popular es lo que no logro entender. Sólo hay que tirar de un poco de empatía para entender a lo que me refiero. Yo he cometido muchas imprudencias a lo largo de mi vida, con la “suerte” de que hasta ahora ninguna ha tenido un desenlace fatal: mirar el Whatsapp mientras conducía, jugar con gasolina en las fiestas del pueblo, tirarme de cabeza a piscinas con poca profundidad, y más. Y aquí estoy. Si llego a tener la “suerte” de Scott, esto se hubiera traducido en un accidente de tráfico, quizás un incendio o quemaduras graves, y a lo mejor estar tetrapléjico, o muerto, quién sabe. En los tres casos, sin querer, en ningún momento, ser un asesino al volante, ni un pirómano, ni un suicida.

Cualquiera de nosotros puede ser Scott el día de mañana. Cualquiera de nosotros puede ser un “hippie de mierda” en el momento menos pensado. Reflexionemos.

 

  • Posted by Dominic Dähncke
  • On 9 agosto, 2016
  • 15 Comments
  • 9 likes

15 Comments

Santiago Hernández
Chapó Dominic, me quito el sombrero y puedo suscribir cada una de tus palabras. Ellas no solo hablan de Scott, también de tu calidad humana... Y dicen mucho.Un cordial saludo
Leo Bohnke
¡Bravo, una reflexión muy acertada!
Felix
Totalmente de acuerdo!!! Saludos desde Lanzarote
Goretti
Totalmente de acuerdo con tu articulo se han dedicado ha juzgar y lapidar a este chico sin ver mas allá... Donde están el resto de responsables de tal magnitud de este incendio y de los anteriores? Desgraciadamente vivimos en una sociedad que es mas fácil juzgar que entender. Y así nos va. Palabras acertadas. Gracias.
Alfredo Amaya
En mi opinión ir de hippie y abandonar la higiene corporal no te convierte inmediatamente en hippie. Lo dice alguien cansado y más que harto de los caraduras que se hacen llamar así. A ver si los prejuicios y las etiquetas van a darse por válidos en ambas direcciones.Un apunte sobre el sujeto con el que valorar si se trata de un verdadero hippie:http://tvlapalma.com/not/859/autor-confeso-incendio-fue-detenido-febrero-maltrato-animal/
Isabelle
Gracias por expresar lo que siento desde algunos días.
Niebla
Supongo que este artículo se escribió antes de que saliera a la luz que este impresentable fue detenido por maltrato animal. Lo del incendio sería sin intención, vale, y lo de hippie de mierda sobra, pero lo de amante de la naturaleza también sobra. Él no me da pena. Lo que me da pena es que hay un hombre muerto del que la gente se olvidará pronto, hay una familia destrozada, un 7% de una isla arrasado y un perrito maltratado. Y eso que sepamos, a saber...
Scott
Mejor sigue sacando fotos....
Tina
Me ha gustado mucho tu reflexión Dominic y comparto totalmente tu opinión al respecto - y te agradezco el esfuerzo que te habrá supuesto escribirlo- hoy todo es tan efímero que tu aportación - dejando esto escrito- es importante. Miedo da ver lo fácil que es manipular y como nos dejamos llevar por juicios de valor sin profundizar o siquiera pararnos a pensar! Claro que entre tanto estamos ocupados persiguiendo Pokémons!!
maria mercedes marot
Aquí tienes a tu "hippy de mierda", aunque yo lo apodaría "hijo de la gran puta de mierda". Antes de defender a una escoria como esta, deberías informarte un poquito mejor. http://tvlapalma.com/not/859/autor-confeso-incendio-fue-detenido-febrero-maltrato-animal/
Efren
Muy buena reflexión, totalmente de acuerdo
2RED64
Me parece nadie se ha parado a pensar en que el PAPEL DE HIGIENICO es BIODEGRADABLE!Ahora os pregunto para qur quemarlo ?????? Y claro que esta que uno que maltrata animales no es amante de la naturales! ( MI PUNTO DE VISTA )tambien hay que decir que ser hippie es una forma de vida (informense) y no ser un tirado!!!
Kika
ahora le sacan lo de maltrato animal.Hay que sacar lo que sea. está claro es un "Hippy de mierda".El insulto solo desacredita a quien lo hace.y estoy de acuerdo con este articulo. Ah y que pongan la cara del o de los que originaron el incendio en La Gomera que ocasionó 20 fallecidos. Tambien tenían familia. Hay cara de los que lo otiginaron???.Aquí la ley del embudo
mar
Por fin leo algo cuerdo lleno de humanidad y empatía hacía este chico. Ole tú y tu forma de ver las cosas.
N.M.G.A.
Esta noticia a mi me enervó muchísimo. Y me pellizcó el corazón cuando vi las imágenes de mi "isla favorita" mi mejor lugar del mundo, ardía de esa manera. Sentí rabia e impotencia. Dolor y más sabiendo que había fallecido un señor y padre de familia numerosa. Cuando escuché más sobre el incendio y supe el conato del mismo, me dio más rabia aún. ¿Cómo se le ocurre a alguien hacer eso? Pero nunca fue mi intención dilapidar a Scott (ni siquiera juzgarle) por eso será que me identifico con el halo reivindicativo de tu texto, se intuye una rabia contenida y una impotencia por tremenda injusticia. Ese no es el ejemplo que debemos dar a nadie, y tampoco somos quién para juzgar ni sacrificar a quien sea. Pero nuestro corazón se lastimó. Puedo entender una expresión en un contexto, en un arrebato, en medio de una frustración y nerviosismo. Pero de ahí ha poner nombre y apellido a cosas "porque sí" pues tampoco. Claro que aquí ha habido una injusticia encima de otra... Me gustó tu texto, Dominic, yo también escribí una entrada en mi blog al respecto. Necesitaba poner "negro sobre blanco" sobre ese tema y en aquel momento. Un abrazo.

Leave Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*