Buscando luz con mi vieja Nikon D70s

Suena extraño, ¿verdad?. En pleno año 2017 y yo saliendo a hacer fotos con una vieja Nikon D70s. Llamadme romántico. Un cámara que salió al mercado en 2006 y que cayó en mis manos, de segunda mano, dos años después. Fue mi primera réflex digital y como comprenderéis le tengo un cariño especial. Es por ello que llevo una semana que salgo a todas partes con ella. El pasado 2 de septiembre los vientos Alisios me mandaron un mensaje por Whatsapp avisándome que iban a formar un espectacular ambiente de niebla en lo alto del barrio de San Isidro, en el municipio de Breña Alta, así que me desplacé con mi Nikon D70s y el objetivo Nikkor 16-35mm F4 VR  a la zona del área recreativa de Pared Vieja. Comparto con vosotros unas fotos de esa tarde y unas reflexiones personales.

 

Nikon D 70s + Nikkor 16-35 F4 VR | 16mm-ISO 200-f8-1/2''

Nikon D 70s + Nikkor 16-35 F4 VR | 16mm-ISO 200-f8-1/2”

Al igual que en nuestro mundo actual, donde parece que no podemos ser felices si no tenemos más cargo o mejor coche que el vecino, en la fotografía, de mano de los fabricantes, llevamos tiempo inmersos en la batalla de los megapíxeles y el rango dinámico. Nuestra autoestima fotográfica y capacidad de realización de un fotograma dependen de cuántos puntos de luz puede capturar nuestra cámara y qué cantidad de luces y sombras es capaz de recuperar. Ahí estamos, felizmente equivocados, mientras los fabricantes -felizmente también- se frotan las manos.

Opino que es un proceso por el que todos pasamos alguna vez, sobre todo al principio. Queremos siempre lo último y lo mejor. Yo pasé por él hace cosa de cuatro años. En un corto periodo de tiempo, por mis manos pasaron cuatro marcas: Nikon, Canon, Fujifilm y Sony. A ninguna de ellas se le ha visto el detalle de, por lo menos, enviarme una postal felicitándome el año nuevo. En cambio yo, en mi errónea búsqueda de la herramienta definitiva que me convirtiera en el mejor fotógrafo del mundo, seguramente les haya financiado más de un cotillón. Encima sigo a la espera de que me llegue el carné de “best photographer of the world”.

Volviendo al tema. Por si no queréis buscar información sobre la Nikon D70s, os resumo un poco: tiene 6 megapíxeles y un rango dinámico “de mierda” (si lo comparamos con las cámaras contemporáneas). Se calcula que con 6MP se pueden imprimir fotos, sin perder calidad, hasta un máximo de 25x17cm. Un poco menos que un DIN A4, lo cual no está nada mal. Para el uso que le damos casi todos a nuestras imágenes, mostrarlas en pantallas digitales, vamos más que sobrados.

En cuanto al rango dinámico (recordad: capacidad para recuperar luces y sombras), me gustaría que sacarais vuestras propias conclusiones a través de las tres imágenes que hay debajo de este párrafo. Antes me gustaría aclaraos que todas las fotografías de esta entrada son el resultado de una única exposición.

 

Nikon D70s + Nikkor 16-35 F4 VR

Nikon D70s + Nikkor 16-35 F4 VR | Toma final conseguida con los ajustes de Camera Raw mostrados a continuación.

Como podéis ver, para mostraros el rango dinámico “de mierda”, lo que he hecho es forzar al máximo la recuperación de luces y sombras. Como sabréis, la recuperación de sombras implica aparición de ruido. Dicha aparición varía en función de la calidad del sensor que incorpore nuestra cámara. A continuación, y para que sigáis sacando vuestras propias conclusiones, os dejo un recorte al 100% de una zona “complicada” de la fotografía anterior:

Y bien, ¿cuáles son vuestras conclusiones?. Las mías, a parte de las ya comentadas al principio de esta entrada, son tres principalmente:

  1. No caigamos en la actitud de querer ocultar nuestro consumismo vomitivo justificando que sin disponer de “lo último” es imposible que lleguemos a conseguir una buena fotografía.
  2.  Viajemos más.
  3. Puestos a consumir, invirtamos antes en buenos objetivos que en cuerpos de cámara. Son ellos (los objetivos) los que se encargarán de reducir las diferencias entre modelos de cámaras. Por ejemplo, entre una Nikon D70s y una Nikon D610.

Para concluir, comparto con vosotros otras tres fotografías realizadas esa misma tarde:

 

Nikon D70s + Nikkor 16-35 F4 VR | 30mm - ISO 200 - f/6.3 - 1/60''

Nikon D70s + Nikkor 16-35 F4 VR | 30mm – ISO 200 – f/6.3 – 1/60”

 

Nikon D70s + Nikkor 16-35 F4 VR | 16mm - ISO 400 - f/8 - 1/60''

Nikon D70s + Nikkor 16-35 F4 VR | 16mm – ISO 400 – f/8 – 1/60”

 

Nikon D70s + Nikkor 16-35 F4 VR | 24mm - ISO 200 - f/8 - 1/3''

Nikon D70s + Nikkor 16-35 F4 VR | 24mm – ISO 200 – f/8 – 1/3”

  • Posted by Dominic Dähncke
  • On 6 septiembre, 2017
  • 6 Comments
  • 1 likes
Tags: bosque, d70s, naturaleza, niebla, nikon

6 Comments

Miguel
Muy bien dominic.Estas un Foton,👍👏 unas fotos impresionante.Luz,niebla y la cámara en el momento perfecto. Felicidades 👏😎 Saludos Miguel #photoartlapalma
    Dominic Dähncke
    Muchísimas gracias por tu comentario, Miguel. Tuve mucha suerte de encontrarme esa luz en ese preciso momento. :)Un saludo.
Sergio
Buen artículo y fotos, toda la razón en lo de la tecnología y la gente loca por tener lo último. Totalmente de acuerdo. Saludos!
    Dominic Dähncke
    Muchas gracias por pasarte a leer y comentar la entrada, Sergio. A ver si conseguimos bajarnos de esta "ola tecnológica" de siempre lo último.Un saludo.
Luis Antonio
Hola Dominic. Cuando vaya por la isla te localizo. Lo de las cámaras y los megapíxeles es como en todo. El coche que usamos para ir a trabajar ha de ser "lo más". Muchos CVs, todos los gadgets habidos y por haber y toda la tecnología del mundo para, simplemente, ir a trabajar. La gente compramos los teléfonos celulares (y los cambiamos continuamente) cada vez más potentes y con más cosas. Vivimos en el "yo más". En las fotos, como en todo, lo más importante no es la cantidad de megapíxeles o la potencia del cacharro. Lo más importante es la capacidad del que lo utiliza. Capacidad de VER las cosas por su lado bonito, capacidad de estar en el sitio en el momento adecuado, capacidad enorme para tener paciencia y esperar....
    Dominic Dähncke
    Hola Luis Antonio. Reafirmo cada una de tus palabras. Estamos subidos a un tren que "mata" lo más importante en la fotografía: la capacidad de nuestra visión fotográfica y nuestra expresión. Estamos concentrados únicamente en lo técnico.Muchas gracias por pasarte a leer la entrada y por dejar tu comentario.Un abrazo,Dominic Dähncke.

Leave Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*