Caballo en confinamiento

¿A que jode?

Antes de que joda más, aclaro que pongo fotos de caballos por el simple hecho de que es lo mejor —por aquello de la tela metálica— que encontré en mi archivo para conseguir expresar mi reflexión. Eres libre de imaginarte un perro en un espacio ínfimo, un pájaro en una jaula de veinte centímetros cuadrados o una iguana en un terrario más pequeño que el tupper de ensaladilla rusa que te acaba de bajar tu suegra con mascarilla y guantes puestos.

Vamos con mi reflexión, que si no me lío y no me da tiempo de pasear a Rocky cuatro kilómetros. Recién cumplida la primera semana de confinamiento por el «estado de alarma» por el Covid-19 y la sensación de agobio y ansiedad aumenta progresivamente, a la par que la curva de mi barriga. Tras mi novia, la azotea del edificio se ha convertido en mi mejor confidente. Mientras doy vueltas en círculos caminando sobre ella, comentamos acerca de cosas cotidianas que, gracias a este cívico y responsable retiro casero, adquieren más protagonismo en este melón llamado cabeza.

¿A que jode?

La azotea, igual que la tuya o la de él/ella, es dura de cojones, pero yo la uso a modo de colchón. Le tiro todas mis quejas de libertad —de «no libertad», mejor dicho— y espero que la queja caiga en ella y esta (la azotea) me rebote frases bonitas que alegren mis oídos con un tono autocompasivo. Pero no hay forma, siempre me devuelve la misma jodida pregunta: ¿a que jode?

 ¿A que jode?

Y tanto que jode. Dependiendo del grado de «antisistema» y egoísmo que cada uno maneje, podremos ver esta privación de libertad como impuesta o voluntaria, o una mezcla, pero en cualquier caso está claro que es por una buena y responsable causa. ¿Y ellos?, ¿eligieron?, ¿y su causa?… ¿A que jode?

¿A que jode?

PD: uno escribe y se da cuenta de que la hipocresía campa a sus anchas dentro de este melón. Escribo párrafos animalistas pero como carne, de vez en cuando bebo leche de vaca, y el queso de cabra me flipa. En fin… supongo que mi consuelo pasa por intentar tener más «pensamientos camperos», como los huevos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
27 − 12 =